~ Cuando las bombas son más que las personas

envío de bombasFoto vía rmn

Foto de autor anónimo que, según la fuente, está situada en Chilwell, Nottingham, alrededor de 1916.

Forma parte de un mini-reportaje con imágenes muy interesantes que ilustran cómo en una guerra se moviliza la sociedad civil. En este caso se trata de la I Guerra Mundial, en donde las mujeres trabajaban en las fábricas de armas mientras los niños jugaban a la guerra en la calle y/o se homenajeaba a los soldados heridos en el frente.

Entrada relacionada: ~ ¿Cuántos obuses? ¿Cuántas balas? ¿Cuántas botas?

~ Varsovia, 1946

Varsovia 1946

En medio de la destrucción ocasionada, en este caso, en Varsovia durante la II Guerra Mundial, el fotógrafo y su ocasional modelo se disponen, mediante un tapiz bucólico, a levantar unas vidas (y una ciudad) que las bombas nunca lograron doblegar.  Un segundo fotógrafo nos descubre su ilusionante empeño, al estilo de estas otras imágenes de aquella contienda aunque en otro lugar.

Foto vía reddit.

~ El caballo de John Wayne

Un operario carga con uno de los caballos de atrezo utilizados en la película El Álamo.
Imagen vía fotki (y weblo.)

En el cine, todo lo que parece es y cobra vida en la gran pantalla. Los encargados de los efectos especiales de las películas lo saben bien, sólo hay que procurar que la cámara esté y grabe en el lugar y momento adecuados para que se produzca la ilusión de realidad deseada. Pero esa misma cámara puede hacer que desde otra perspectiva y a destiempo nos descubra el antes o después de una escena; es entonces cuando, a veces, la auténtica realidad retratada alcanza cotas de esperpento y surrealismo, en un ejercicio puro desmitificador.