~ En el asiento del copiloto

Avances y consecuencias en el transporte de animales domésticos. No sin mi toro:

Visto en cellar

Nunca olvides tu mascota cuando vayas de viaje, pero asegúrate también de procurarle un buen medio. El asiento del acompañante en un coche, por muy hecho polvo que esté, no es siempre la mejor opción, sobretodo, teniendo en cuenta que la proporción del tamaño del animal está íntimamente ligado al tamaño de sus defecaciones y las consecuencias pueden desbordarte.