~ Varsovia, 1946

Varsovia 1946

En medio de la destrucción ocasionada, en este caso, en Varsovia durante la II Guerra Mundial, el fotógrafo y su ocasional modelo se disponen, mediante un tapiz bucólico, a levantar unas vidas (y una ciudad) que las bombas nunca lograron doblegar.  Un segundo fotógrafo nos descubre su ilusionante empeño, al estilo de estas otras imágenes de aquella contienda aunque en otro lugar.

Foto vía reddit.

~ El caballo de John Wayne

Un operario carga con uno de los caballos de atrezo utilizados en la película El Álamo.
Imagen vía fotki (y weblo.)

En el cine, todo lo que parece es y cobra vida en la gran pantalla. Los encargados de los efectos especiales de las películas lo saben bien, sólo hay que procurar que la cámara esté y grabe en el lugar y momento adecuados para que se produzca la ilusión de realidad deseada. Pero esa misma cámara puede hacer que desde otra perspectiva y a destiempo nos descubra el antes o después de una escena; es entonces cuando, a veces, la auténtica realidad retratada alcanza cotas de esperpento y surrealismo, en un ejercicio puro desmitificador.

~ El encuentro

De esta antigua foto no se conoce ni su autor ni su título ni su verdadero contexto, aunque parece ser que fue tomada en Francia en la segunda mitad del s. XIX. Su fuerte carga simbólica y el contraste de los dos personajes que la componen hacen de ella una estampa surrealista que evoca mil y una interpretaciones y temas: el paso del tiempo, la muerte, la vida, la juventud, la vejez, unos van, otros vienen, el anciano muestra su rostro, la niña no, la guadaña, la bicicleta -que la joven sostiene de pie-, el extraño triciclo -sobre el cual va montado el hombre de barba blanca-… De ahí que cada cual pueda elegir el título que más le convenga o sugiera tan extraordinaria imagen.

Forma parte de la colección que Robert Flynn Johnson formó a base de rebuscar durante años en mercadillos y sitios de venta de fotos antiguas, y que se encuentra recogida en el libro titulado Anonymous… Libradas del olvido, las imágenes pasaron casi de la basura a ser verdaderos tesoros anónimos y enigmáticos.

Para ver más: