~ El león del castillo de Gripsholm

En 1731 alguien le dio al rey Federico I de Suecia la piel y los huesos de un león, un regalo exótico para un país tan frío. El rey decidió disecarlo. El único problema era que el taxidermista nunca había visto un verdadero león. Y he aquí el resultado:

El león del castillo de Gripsholm

Dicen que acompañando los restos del fiero animal había tres hienas, varios gatos monteses y un esclavo liberado convertido en su cuidador. Todo en el mismo lote del regalo.

leon252bgripsholms21

El león está aún en exhibición en el bello castillo de Gripsholm (Suecia).

~ El león del castillo de Gripsholm

En  Facebook hace ya que tiene su propio grupo de seguidores, y alguno, haciendo uso del retoque digital, ha hecho maravillas como ésta, aunque creo que, una vez más, la realidad supera a la ficción:

~ El león del castillo de Gripsholm

Fotos vía Ulrika Good.

Vía Reddit.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s